Buscar este blog

lunes, 7 de enero de 2008

Caperucita y el lobo

¡Qué ojos tan grandes tienes!
-son para bucearte mejor-

¡Qué nariz tan grande tienes!
-es para olfatearte mejor-

¡Qué labios tan grandes tienes!
-son para chuparte mejor-

¡Qué lengua tan grande tienes!
-es para lamerte mejor-

¡Qué...! (interrumpe el lobo)
-Ya déjate de necedades, métete a la cama,
y hagamos el amor.

Y Caperucita, tal como hacen la viuda negra y la mantis religiosa;
religiosamente
se comió al lobo
después de hacerle el amor.

¡La muy glotona!


No hay comentarios: