Buscar este blog

lunes, 7 de enero de 2008

Más de una jornada.

Si fluctúas con tu cuerpo en mis poros
y compones con tus besos mi silueta,
no podremos más que amarnos con decoro
concediéndole al mundo su receta
de alegría.

Eres mía
y navegas en piragua de caricias
por las aguas de esta piel aún helada,
sólo espero que las rosas y las risas
nos duren mucho más de una jornada.

Seré tuyo mientras toques este cuerpo
mientras hundas en mi alma tu belleza,
mientras llenes con tu aliento la odisea
de romper las barreras de tristezas.

No hay comentarios: