Mis Escritos

Mis escritos

son gratutitos

copia y pega

y ya está.

Los derechos de autor son demasiado caros

son la excusa del depredador

para hacer dinero fácil

a costa del escritor.

Por eso prefiero confiar

en que se reconocerá mi autoría.

Por eso, yo regalo mi trabajo

siempre que reconozcan mi autoría...

Copia y pega y es todo tuyo,

con mi nombre en el final.

Gracias

Buscar este blog

martes, 15 de julio de 2008

Pistoneando en tu hondonada

Si me dejas pistonear en tu hondonada

aceleraré tu maquinaria cardíaca

hasta llevarla a velocidad luz.

Así detendremos el tiempo

y la eternidad cincelará el segundo

de nuestro orgasmo infinito y sideral

a nuestro recuerdo inmortal.

Déjame engrasarte con mis fluidos

y te dejaré lubricarme con los tuyos,

seremos motor de historia universal

e intergaláctica

siempre juntos

pegados

fundidos

en un abrazo que abrasa

y acrisola,

aquí y ahora…

sábado, 12 de julio de 2008

Seductora dama blanca.

Seductora dama blanca
que acaricias la bañera,
acaríciame ahora mismo
este aliento de nevera.

Bella, hermosa mujer blonda
con aires de cordillera,
regala bermejos besos
a mi extenuada carrera.

Mujer esbelta y vibrante
tallada en buena madera,
dame cálidos abrazos
hasta el día en que me muera.

viernes, 11 de julio de 2008

Atadura de apego (soneto decasílabo con doble rima)

Tormenta en tu cintura de fuego
que embiste mi deseo; lo enciende.
Por ti me he vuelto reo, por ende
me aplico a la premura del ruego.

Yo amo; en tu finura, su juego,
en ti me regodeo, sorprende
el cómo un lloriqueo propende
feliz, y a tu apertura me entrego.

Así, con atadura de apego
cubierta del jadeo que emprende
obra de parpadeo; suspende

en mí; tu comisura, sosiego.
Y caigo ante tus dones de hinojos
sin más inhibiciones que antojos.

En tus palpitaciones, ¡mis ojos!



viernes, 4 de julio de 2008

Te espero, te aguardo (versión dueto con Beatriz Ojeda)

Te espero a la orilla de la aurora
morada de una tregua imbatible,
allí donde todo es comestible
allí donde reinan fauna y flora.

Te aguardo hacia la vera del palmar,
hogar del silencio indetenible,
allí donde soy más invencible
y juego nuevamente a ser juglar.

Te espero en el umbral de la nada
morada de la fe y de la verdad,
acullá dónde todo es potestad
del verso y su rima bienamada.

Te aguardo en una esquina del placer,
hogar de pasiones indecibles,
donde hay sensaciones imposibles,
lugar en que jamás podrás perder.

Ya llego, no te agites, espera...
Ya va, no te inquietes ni te vayas,
espérame tantito que ya voy.

Te busco entre los lirios despeinados,
con mi sueño de fuego
despertando luciérnagas
liberando espacios de mi freno.

Acudo a tu ribera del palmar,
recogiendo tus huellas encantadas,
Ignorando mis miedos
arrojo mis señales de alborada.

Te entrego mi fragancia de esmeralda,
quimera de mis besos púrpuras;
estarás en mi vientre enamorado
hasta que el día se agote de esperarnos.

Te encuentro en la primera sinfonía,
ingresando a tu flor de sorpresa
atrapada en tu mástil de lucero
explotaré en cristales de deseo.

Atada a tu fuente.....espero...espero
quemándome en mi hoguera

Original de Felipe Antonio Santorelli
y Beatriz Ojeda

Todos los Derechos Reservados
Copyrigth (c) 2008

Sexy geometria (versión dueto con Beatriz Ojeda)

Hiperbólica aspiración
de tenerte muy cerquita,
mi preciosa princesita
para brindarte mi emoción.

Ampulosa extensión
de anidarte en mi laguna,
mi exaltado soñador
te albergo en mi rincón.

Parabólica tentación
de abalanzarme en tu abrazo,
para marcar; con mi trazo,
el terreno de tu ambición.

Imaginada ilusión
de provocarte mil juegos,
para abrazar en mi Eros
tu regalo de galeón.

Piramidal contribución
al amor incondicional,
haz transformado lo normal
en toda una revolución.

Cimentado jugador
de infierno adicional,
liberas mi sol fulgor
transgrediendo lo vulgar.


Cilíndrico, mi fiel deseo
se desploma en tu humanidad,
transformando la realidad
en vigoroso aleteo.

Cilíndrico, tu fiel deseo
se enreda en mi hondonar,
derrocas virginidad
con tu mástil de guerrero.

En un soplo de cubismo;
danzas frenéticamente
sobre mi cuerpo caliente,
concluyendo el hermetismo.

En mi llanto de exorcismo
expirando deshojada,
exprimo tu néctar lirio,
elevándome al Altísimo!


Original de Felipe Antonio Santorelli
y Beatriz Ojeda

Todos los Derechos Reservados
Copyrigth (c) 2008

Morir en tu pradera (dueto Beatriz Ojeda y tonisan)

Partir al inmenso patio de luceros
conducir mi carruaje de esperas
traer la primavera entre mis manos
cruzar la tierra en caballo de fuego.

Dejarme llevar por tus senderos,
abrazarme a tus músculos certeros,
entregarme como brújula de cielo
a tus ansias de de amor en alto vuelo.

Mirar tus ojos brujos endulzados.
Unir mi piel de agosto con tus pechos
caminar por el cielo de tu brújula
inventar pájaros blancos en tu boca.

Mirarme ya en tus ojos prisioneros
de mis poros que sudan desafueros,
allanar mis praderas para ver
en tu falo, tu dulce estremecer.

Indagar tu esencia de suspiros
viajar con tu pasión de vida plena
remontar la cometa de mi fiesta
morir al fin exhausto en tu pradera.

Jadear por el roce de tus manos
en mis senos que se han vuelto gitanos,
doblegar mi columna a tu deseo
y decirte; en broma, que eres feo.

He venido
a compartir tu lecho
a renunciar al pacto de abstinencia.

He esperado
una vida este momento
en que bañas con tu albor mi firmamento.

He venido
a recobrar mi hambre
de besos conversados con la noche
de prácticas acróbatas
amaneciendo
en ti
en tu laguna bruja.

He querido
naufragar tu buque
en los escollos de mi arrecife virginal
rodeando; con mi vulva matutina,
tu marfil
de llama vespertina.

He venido
a rescatar mi huella
en tu perenne fuente de milagros.

Ya recibo
el clamor de tu espadazo
y te siento estremecer en mi regazo.

He venido
a colorear tu cuadro
a recorrer balcones de inocencia
en tu vientre azucena
perpetuándome
en ti
en tu fecunda huerta.

Ya pincelas
en mi vientre consentido
el retrato de un amor almidonado,
y se funde mi piel amanecida
a tu piel
en gloria y de por vida.


Beatriz Ojeda
tonisan